Sacos de verano para silla de paseo: Guía de Compra

Un saco de verano para la silla de paseo es lo ideal si vives en zonas con climas calurosos, como lo es el centro o el sur de España. Son económicos y hay muchísimos modelos a elegir. Si buscas uno, nosotros hemos elaborado esta comparativa de los 5 mejores.

❤️ Los 5 Mejores Sacos de verano para la silla de paseo

🥇 El mejor saco de capazo para verano: JANABEBE Universal ALGODÓN 

Ver en Amazon

Leer opiniones de los padres >>

Se trata de un saco de entretiempo con cubierta exterior de estampado impermeable. Cuenta con un diseño peculiar, ya que se acopla a la silla gracias a sus 5 puntos de anclaje, por lo que es de los más seguros. Sus dimensiones son de 23 x 20 x 9 centímetros y en total pesa 381 gramos. En cuanto a sus materiales, es bastante natural, ya que está fabricado con 98% de algodón y 2 % de elastano, y funciona con niños de 1 mes hasta los 4 años.

Ventajas

  • Mantiene el interior caliente, pero lo suficientemente fresco para verano.
  • Varias opciones de estampados a elegir.
  • Materiales de muy muy buena calidad, se nota en la textura.
  • Fácil de poner.
  • Muy bonito.

Desventajas

  • Es un poco caro.

💃 El más versátil: Saco de silla verano – ByBoom 

Ver en Amazon

Leer opiniones de los padres >>

Se trata de un saco de verano para silla fabricado en un 100% de algodón. Su diseño le permite servir como manta, alfombra de juego y saco a la vez. La capa exterior se encuentra hecha de un tejido micropolar que mantiene caliente el interior. En total mide 32 x 23 x 16 cms y pesa 640 gr, y es compatible con cinturones de 3 y de 5 puntos.

Ventajas

  • Es versátil, puedes usarlo como alfombra y como manta.
  • Se adapta a cualquier silla
  • Muy suave y agradable al tacto.
  • Fácil de lavar.

Desventajas

  • Mejor para primavera-otoño, aunque puedes llevarlo abierto.

💰 El más barato: Pekebaby Modelo 108

Ver en Amazon

Leer opiniones de los padres >>

Se trata de un saco de carro para verano y entretiempo ligero y económico. Cuenta con unas dimensiones de 50 x 36 x 12 centímetros, está fabricado en un 100% de poliéster de alta resistencia contra el tiempo y es ideal para niños de entre 1 mes a 3 años. También viene con cremalleras de doble carro que contribuyen a abrir el saco por encima y por debajo.

Ventajas

  • Económico.
  • Impermeable y ligero, muy buena calidad.
  • Estéticamente está muy chulo.

Desventajas

  • No dispone de un agarre a la silla.

Pekebaby unisex 01110810000 – saco de carrito para verano

Ver en Amazon

Leer opiniones de los padres >>

Este saco trae incorporados ojales que permiten adecuar el saco al tamaño del bebé. Tiene un peso de 549 gramos y unas dimensiones de 46 x 34 x 15 centímetros, y está pensado para ser utilizado con niños de hasta 3 años. Está fabricado principalmente en poliéster, y también incluye cubrepiés.

Ventajas

  • Resistente.
  • Fácil de quitar y poner.
  • Encaja bastante bien en las sillas.
  • Buen precio.

Desventajas

  • Es quizás un poco calentito de más para verano.

Peke baby Modelo 115 

Ver en Amazon

Leer opiniones de los padres >>

Este saco viene con dos cremalleras laterales que facilitan bastante su colocación en el carro. Solo pesa 540 gramos y cuenta con unas dimensiones totales de 45 x 34,2 x 6,8 centímetros. Funciona con niños de 1 mes en adelante, y se adapta al 99% de las sillas, incluidas las Bugaboo.

Ventajas

  • Es barato.
  • Muy colorido y alegre.
  • Fácil de colocar.
  • Buenos materiales, suaves para el bebé.

Desventajas

  • En veranos muy cálidos abriga de más.

Recomendaciones para comprar un saco de capazo para verano

Una vez hemos visto los mejores sacos para cochecito de verano toca elegir. Para ello es conveniente revisar los siguientes factores:

Material del saco

El material del saco debe corresponderse con la temperatura de la zona donde vives. Por ejemplo, si el ambiente es más bien frío lo mejor es elegir un saco con interior de pelo o de forro polar. Estos modelos abrigan muy bien y no obstruyen la respiración, aunque no deben utilizarse en lugares donde haya demasiada calor porque suelen causar sudoración.

En cambio, si se vive en un lugar con un clima más mediterráneo, lo ideal es elegir un saco de algodón, un material muy transpirable.

Presencia del cubrepiés

El cubrepiés es un extra muy interesante que protege al bebé del sol y de las corrientes de aire. Y si este se puede quitar de una pieza aún mejor, ya que te permitirá lavarlo de forma independiente, o quitarlo en momentos puntuales para mantener más fresquito al bebé.

Medidas del carrito

Existen muchas marcas de carritos, por lo que a veces se hace difícil encontrar un buen saco que encaje. Por eso, antes de comprar un saco se recomienda encarecidamente conocer las medidas del carrito, en especial la altura y el ancho.

Una vez sepas las dimensiones toca escoger. Normalmente esto no es demasiado difícil ya que la mayoría de los fabricantes aportan datos acerca de las dimensiones del saco. No obstante, siempre se aconseja optar por algo universal, ya que de este modo te estarás asegurando al 99% que el saco se ajusta a tu carro.

Tipo de relleno

El relleno determina si el saco es apto o no apto para verano. Lo ideal es elegir un saco con relleno desenfundable, de modo que te permita quitarlo, y si es necesario sustituirlo por otro más fino. De esta forma puedes dejar el relleno si hace frío o quitarlo si hace demasiada calor.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)