Camisón de lactancia ¿Cuál es mejor para comprar en 2019?

Los bebés no avisan con antelación, simplemente tienen hambre y así lo expresan con llantos. En este sentido, una de las formas más cómodas para alimentar al bebé es utilizando un vestido o camisón de lactancia, ya que se trata de una prenda cómoda, ligera y específica para amamantar.

❤️ Los 5 Mejores Camisones de lactancia: Tabla comparativa

🥇 El mejor Vestido de lactancia: Hawiton

El Hawiton es un camisón maternal que puede utilizarse perfectamente como vestido. Está fabricado en algodón y es muy ligero y cómodo, perfecto para amamantar. Puedes elegir entre varios modelos distintos y la verdad, yo al principio es el que más utilizaba en el día a día.

Ver más

Ventajas

  • Es muy cómodo para amamantar.
  • La textura es agradable y fresca.
  • Buena atención al cliente por el vendedor.
  • Puede utilizarse como vestido de premamá.
  • Parece un vestido, puedes salir a la calle con él.

Desventajas

  • Talla entre una y dos tallas más grande.

❄️ El mejor Camisón de lactancia de invierno: Zeta Ville 

El Zeta Ville es un camisón de lactancia prenatal perfecto para los días de invierno. Con la compra vienen dos piezas muy monas, el vestido y una bata a juego. No abriga muchísimo pero se nota la diferencia con los demás camisones. Es perfecto para el post parto en otoño/invierno.

Ver más

Ventajas

  • Tela suave.
  • Tallaje perfecto.
  • Estéticamente es precioso (tengo el rosa).
  • La calidad es bastante aceptable.
  • Tiene muy buenas valoraciones de otras mamás.

Desventajas

  • A veces no hay stock.

 🤰🏽  El Mejor para el hospital: HAPPY MAMA 

El Happy Mama es el mejor camisón de lactancia para el hospital porque gracias a sus botones en la espalda, es muy fácil de poner y quitar. A veces las secuelas del parto nos obligan a recibir ayuda para vestirnos o desvestirnos, y ahí es donde entra en juego este camisón postparto y sus botones traseros.

Ver más

Ventajas

  • La tela es de bastante calidad.
  • Es un camisón postparto muy elástico.
  • Es muy bueno para la lactancia.
  • Puedes elegir entre 10 colores distintos.

Desventajas

  • Tallaje un poco grande (sobre una talla de más).
  • Para pleno verano la tela es un poco gruesa.

🔥 El mejor Camisón de lactancia de manga larga: Italian Fashion

Si buscas un camisón de lactancia de manga larga para el invierno, el Italian Fashion puede ser lo ideal para ti. Está fabricado con 100% algodón y puedes escoger entre 4 tipos de estampado. Para los meses de frío es sin duda una gran prenda.

Ver más

Ventajas

  • Abriga bastante.
  • Es muy cómodo para amamantar.
  • Para la calidad que tiene, es barato.
  • Muy buenos materiales, con los lavados sigue como nuevo.

Desventajas

  • Las mangas llegan un poco debajo del codo (no a la muñeca).

💸 El más barato: QinMM Vestido de Lactancia 

El QinMM, con un precio inferior a 10 euros, es con mucha diferencia el camisón de lactancia más barato. También es uno de los más vendidos y valorados de Amazon. Además de por su precio, también se caracteriza por ser ligero y práctico para amamantar al bebé.

Ver más

Ventajas

  • Diseño muy bonito.
  • Para amamantar es cómodo.
  • Si no tienes piel sensible es de calidad decente.

Desventajas

  • La talla es un algo grande.
  • Me picaba un poco la piel al usarlo (no es algodón).
  • Algunos compradores se quejan de que han recibido otro color.
  • La abertura para sacar el pecho y alimentar al bebé es un poco grande.

¿Qué es un camisón maternal o de lactancia?

El camisón maternal, también llamado de lactancia o de maternidad, es una prenda que permite a las madres acceder de forma rápida al pecho para poder amamantar a sus bebés. Por lo general, estos camisones son muy cómodos para estar en casa y sobre todo para dormir, pues cuando toca alimentar al peque, permiten hacerlo de una forma realmente rápida.

¿Qué camisón de maternidad comprar?

A pesar lo anterior, hay que tener en cuenta que entre unos camisones y otros existen notables diferencias. Algunos vestidos de lactancia realmente cumplen con su cometido, pero en cambio hay otros que dejan bastante que desear. Para que no ocurra esto último y aciertes con la compra, se aconseja valorar:

  • La temperatura: Si vas a dar a luz en pleno verano procura comprar un camisón postparto ligero, fresco y transpirable. Sobre todo que no te de calor.
  •  Tela: El material de fabricación es imprescindible, y en los camisones de embarazo y lactancia el algodón es el rey. A pesar de no dar mucha calor, el algodón es un material suave y cómodo, ideal para dormir y además, apenas causa alergias. Otros materiales interesantes son la franela y el poliéster mezclado con algodón.
  • El espacio para el sujetador: Es muy común que al principio las recién mamás tengan pérdidas de leche, por lo que a la hora de adquirir un camisón hay que comprobar si tiene espacio para el sujetador.
  • La abertura para los pechos: Este factor es sumamente importante porque, al fin y al cabo, buscas ropa para la lactancia. En este sentido debes buscar algo que te permita amamantar a tu bebé rápidamente y en cualquier lugar.
  • Comodidad: Prueba el camisón, mírate al espejo y analiza si es realmente cómodo para ti. Vas a pasar mucho tiempo con él puesto, incluso seguramente duermas con él, así que dale prioridad a lo cómodo antes que a lo bonito.